relaciones parejas

¿Ya no os decís «Te quiero»?

¿Tu pareja y tú ya no os decís «te quiero»?
¿La llama de la pasión se ha acabado?

¿Sois incapaces de deciros «lo siento» o pediros perdón?

Si has contestado que sí alguna de estas preguntas, este post es para ti.

Te voy a explicar dos de los pilares fundamentales en los que se tiene que basar una relación de pareja para que funcione.

La semana pasada, en el post ¿Ya no hay amor en tu relación?, te hable de los otros 3 pilares fundamentales en los que se tiene que basar una relación de pareja.

Toda relación tiene que fomentarse en 5 pilares.
  1. Comprensión desde el corazón.
  2. Cubrir las necesidades del otro.
  3. Respeto y confianza.
  4. Polaridad.
  5. Coraje y vulnerabilidad.
Si alguno de estos falla, la relación no prospera.

El amor desaparece y surge la desconfianza, los reproches, las faltas de respeto y, finalmente, aparecen heridas emocionales o bloqueos que acaban con la relación.

En el post anterior, te expliqué porque es tan importante que haya comprensión desde el corazón para que exista una comunicación con presencia plena y sin juicio.

También vimos, la importancia de conocer las necesidades de la pareja para poder cubrirlas tal y como espera el otro.

Y porque es imprescindible que haya confianza y respeto en la relación para que haya amor.

Si quieres saber más sobre estos pilares fundamentales y como puedes detectar si están fallando en tu relación, lee este post ¿Ya no hay amor en tu relación?

Ahora te voy a explicar los otros 2 pilares fundamentales que debes cuidar para que tu relación de pareja nunca se rompa.

4- La polaridad

Dicen que los polos opuestos se atraen, y los polos iguales se repelen.

Todas las personas tenemos energía masculina y energía femenina, independientemente del sexo o el género.

Cada uno tenemos una energía que es la dominante, es nuestra esencia.

A veces, en la vida, para poder sobrevivir a los eventos que tenemos que ir afrontando, la esencia masculina se feminiza y la esencia femenina se masculiniza.

Para que una relación de pareja funcione, es importante que cada parte este en su esencia.

Para polarizar una relación, es importante alinear la esencia masculina y la esencia femenina de cada uno.

Y una relación despolarizada, sufrirá en la intimidad.

Necesitas averiguar si tu relación de pareja está polarizada. ¿Cada uno de vosotros está en su esencia femenina o masculina?

Quizás alguno de vosotros sufre un desequilibrio que ha afectado a su energía y ahora mismo no está en su esencia.

Esto podría perjudicar a la relación sin que, ni siquiera, seáis conscientes de ello.

5-Coraje y vulnerabilidad

Para que en una relación de pareja se mantenga el amor, debe haber coraje y vulnerabilidad.

El coraje es el valor y la decisión que se acometen en una acción difícil.

Las relaciones de pareja son complicadas y se necesita mucho coraje, en momentos determinados, para dar ciertos pasos.

Sin coraje, se suele buscar el camino más corto que suele llevar a cometer errores.

Sin coraje, no somos capaces de decir “lo siento” cuando nos hemos equivocado, o de pedir perdón cuando nos hemos pasado de la raya, o ni siquiera, decir “Te quiero”.

Hay personas que son incapaces de decirle a su pareja “Te quiero”.

La inmensa mayoría de las veces, no decir “Te quiero” no implica no sentirlo, sino que, simplemente, no se atreven a decirlo.

Pero las personas necesitamos escuchar del otro “te quiero” para acabar de creernos que es así, por más que nos lo demuestren con hechos.

Necesitamos oír un “te quiero” de vez en cuando de nuestra pareja.

Pero para decirlo, hace falta coraje. Igual que para decir un “lo siento” o “perdona” cuando toca, que son igual de importantes que un “te quiero”.

Hay ocasiones, en las que es imprescindible expresar con palabras nuestros sentimientos o pensamientos a la otra parte para que la relación pueda continuar.

Valora si en tu relación hay coraje.

Si tu pareja y tú sois capaces de expresaros con palabras “lo siento”, “perdona” o “te quiero”.

Si alguno de vosotros no lo hace, tendríais que empezar a plantearos como podeis mejorar este aspecto de vuestra relación.

Vulnerabilidad

Para que en una relación haya vulnerabilidad, las partes se tienen que mostrar tal y como son, con honestidad y sin miedo al juicio.

Si no nos permitimos la vulnerabilidad, entonces no nos mostramos como somos al otro, y empiezan las mentiras y las ocultaciones.

Una pareja en la que no hay vulnerabilidad genera desconfianza, juicio y falta de comunicación.

Imagínate, ¿si tú no puedes ser tu misma con la persona que quieres, entonces, con quien podrás serlo?

Se supone que tu pareja es la persona con la que quieres compartir tu vida, en la que confías ciegamente y a la que le procesas tu amor, ¿Cómo le vas a esconder cosas por miedo a su crítica?

Si no hay vulnerabilidad en una relación, no hay sinceridad y, por lo tanto, no hay confianza.

Reflexiona si en tu relación hay vulnerabilidad ¿os mostráis tal y como sois, de manera sincera, o hay mentiras y ocultaciones?

Valora si en tu relación se dan los 5 pilares fundamentales:
  1. Comprensión desde el corazón
  2. Cubrir las necesidades
  3. Respeto y confianza
  4. Polaridad
  5. Coraje y vulnerabilidad
Si alguno de estos pilares falla, la relación tiene muchas probabilidades de fracasar.

Estos pilares no son independientes unos de los otros. Son como una escalera de domino, que si cae una ficha, arrastra a las siguientes.

Si no hay comprensión desde el corazón porque existe una comunicación con juicio y crítica, esto suele llevar al resentimiento, hacer que la persona no se sienta amada, y por lo tanto, no sienta sus necesidades cubiertas, ni confíe en las intenciones del otro.

Si no hay vulnerabilidad y la persona no se muestre tal y como es por miedo a la crítica, no habrá comprensión desde el corazón, y seguramente, se den faltas de respeto, despolaridad…

En una relación que no funciona, puede fallar un pilar o varios.

Lo que está claro, que contra antes se ponga remedio, más posibilidades hay de arreglar lo estropeado.

No esperes a que tu relación de pareja este muy deteriorada para arreglarla.

Si después de leer este post, tienes claro que tu relación no funciona pero te gustaría poder cambiar el sentir de la relación, sanando viejas heridas y reestableciendo el amor, yo puedo ser la profesional que necesitas para que os ayude.

Contacta conmigo para contarme en que punto está vuestra relación y, ver si a través del Programa de Coaching Estratégico para las Relaciones podemos conseguir reestablecer el amor.

Si Marta, quiero salvar mi relación de pareja ¿me ayudas? Dale clic aquí para contactar conmigo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *